Lo mucho que te amé

(Eduardo Sacheri)

“Mi vestido azul, que pasará a la historia como el objeto de la primera mentira que le dije a mi novio.”

¿Podemos guardar un amor en secreto por toda una vida?

Tal vez eso que siento por usted está destinado a que solamente usted lo sepa.”

Ofelia Fernández Mollé es una joven universitaria, una mujer moderna en el Buenos Aires de los años 50; hija de familia y la tercera de cuatro hermanas, tiene su futuro claro, al lado de Juan Carlos, su prometido, hasta que se le presenta una encrucijada.

Ya tendrá tiempo Delfina de usufructuar el zaguán y su penumbra cuando Juan Carlos y yo nos casemos.”

Sacheri logra darle voz a la cotidianidad de una joven que entiende su papel y responsabilidades. Nos cuenta la historia de cuatro hermanas muy diferentes entre sí, pero que comparten un lazo inquebrantable, el de la sangre. 

Mi vida es simplemente mi vida y se define por cada uno de los días que he vivido…”

Entre tés, almuerzos dominicales y salidas al cine para ver las películas con finales felices de Gene Kelley, Cary Grant, Audrey Hepburn y Debbie Reynolds, la historia de Ofelia se nos va presentando poco a poco. 

Ninguno de mis días estaba escrito en el día anterior…”

Mientras Ofelia se dedica a estudiar para terminar su carrera universitaria, el destino le presenta al amor de su vida. Es entonces que ella debe decidir entre un amor apasionado o la seguridad del futuro que se ha imaginado.

No me vengan con el destino. Son apenas cadenitas hechas con eslabones de proximidades. Le quitará romanticismo, pero es lo que es.”

A lo largo de este hermoso libro, acompañamos a Ofelia en sus actividades diarias, esas tan regulares como limpiar una mesa o lavar los platos, pero detrás de las cuales se esconden los pensamientos de una mujer que vive entre dudas y amores.

Las peores disyuntivas son las que nos presentan alternativas que deseamos, pero que se excluyen recíprocamente.”

El querer y el amar se plantan frente a Ofelia. El primero, el que siente por su prometido, el hombre con el que tiene planeada una vida, ese que es tierno y dulce y que la ama profundamente. 

Y ese novio mío más dispuesto a encontrarse responsable que a tildarme a mí de culpable es la mejor prueba de que todo tiene arreglo.”

El segundo, es el hombre prohibido, su alma gemela, aquel con el que comparte gustos y pensamientos. Es el novio de su hermana menor y del que, sin darse cuenta, se enamora profundamente. 

No puede ser que algo tan lindo como querer y ser querida tenga que terminar mal.”

La cordura, las buenas costumbres y las historias de las mujeres que erraron en el camino, hacen que Ofelia tome decisiones que le parten el corazón, pero que la ayudan a continuar por su sendero. 

Claro que primero que tengo que conseguir tragarme el corazón, volverlo a su sitio, encontrar un modo de seguir viviendo.”

La vida de los Fernández Mollé continúa, mientras su país sufre cambios que los afectan. La política influye en los integrantes de la familia y a través de ellos, podemos ver todo un retrato de la sociedad. Los padres que representan a la generación de adultos de mitad de siglo; la tía Rita, una ferviente católica; la hermana mayor, Rosa, quien que trata de conservar las enseñanzas de la madre; la segunda hermana, Mabel, representante de la rebeldía y Delfina, la hermana menor, la más osada. Por su parte, los hombres que se vuelven parte de la familia, dan muestra de las diferentes corrientes políticas. 

Y la vida sigue, y sigue siendo nuestra, y cada vida es la suma de los días rutinarios y los días distintos.”

Año tras año, la vida de Ofelia y su familia sigue adelante, tan típica como la de cualquier otra. Las reformas suceden y la estirpe crece. Los almuerzos dominicales continúan y la rutina de la protagonista es por fuera, tan tradicional como la de cualquier mujer de la época, pero por dentro lleva un remolino de emociones. 

Yo paso por el patio y me choco con su perfume y el perfume conserva la forma de su cuerpo, así, en el aire.”

Los sentimientos de Ofelia se encuentran con los de Manuel, su cuñado, y ambos tratan de andar por sus caminos, tal y como los habían planeado, antes de que sus miradas se encontraran por vez primera. Ambos ocultan lo que sienten de los demás y comparten un secreto, justo enfrente de la familia.

Las primeras veces noté que dejaba de hablar pero no entendía el motivo…aspira profundamente. Se llena los pulmones de aire porque en ese aire viaja mi perfume.”

Entre secretos, culpas, dolores, alegrías, besos, risas y lágrimas, la vida sucede y la maraña de sentimientos que alberga Ofelia, sigue creciendo hasta que un hecho la lleva a cuestionar sus decisiones del pasado.

Es inútil que una se arrepienta de cosas que sucedieron hace años y que no puede modificar.”

Este es el relato de una vida, de un amor secreto, de esos con los que muchos lectores habremos de identificarnos, porque historias de amor hay cientas, pero ¿cuántas más se habrán quedado encerradas en la memoria de sus protagonistas?

¿Me duele que esta historia muera conmigo? ¿O con Manuel, si me sobrevive? ¿Me duele que nadie sepa, jamás, lo que vivimos?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s