Mal de amores (Reseña)

(Ángeles Mastretta)

Ese par de ojos era la muestra más nítida de que su ahijada no conocería jamás la delicia de ser inocente.”

La inigualable Ángeles Mastretta nos cuenta la historia de una de sus protagonistas más valientes, Emilia Sauri, una mujer que se atreve a desafiar los estándares de una sociedad conservadora en el México de principios del siglo XIX.

Josefa Veytia decía siempre que no era necesario perseguir al destino, porque nada era menos previsible y nada sorprendía tanto con su innata previsión como el azar.”

En esta novela ambientada en la época de la Revolución Mexicana, se describe la vida de una familia de clase media en los albores de este importante pasaje de la historia de México. Teniendo nuevamente a la bellísima ciudad de Puebla de los Ángeles como escenario, conocemos a las hermanas Josefa y Milagros Veytia, dos hermosas e inteligentes mujeres que viven los cambios del mundo.

Diego llevaba mucho tiempo de perseguir su destino como para no saber que lo estaba encontrando.

En ese mundo cambiante, Josefa conoce a Diego Sauri, un boticario con ideas liberales que inculcará a la hija del matrimonio, Emilia, una bellísima niña que crece entre remedios, libros y las tertulias organizadas por los amigos con ideas afines a las de su padre, sin saber que en medio de una de ellas conocerá, en su infancia, al amor de su vida, el hijo de un médico, Daniel Cuenca.

Era por eso que no se había casado con ninguno de los tantos que la desearon. No sabían las respuestas, para qué destinarles el destino. Tenía su libertad como pasión primera y su arrojo como vicio mejor.

Emilia crece en el seno de una familia amorosa, con los guisos de Josefa, el cariño y las ideas liberales de su padre y de su tía, la maravillosa Milagros Veytia, una feminista soltera y liberal, que guía los pasos de su adorada sobrina, a quien inculca el amor por la verdad y el conocimiento. 

Aprendió que las mujeres tejen la vida con recuerdos y crecen por dentro cada vez que los señores se marchan.

Entre armas y amores, la dulce Emilia crece, enamorada de su Daniel, quien parte a luchar por sus ideales, con su Emilia clavada en el corazón y el ansia de libertad invadiendo su alma.

La Emilia de razón lo había querido querer más que a nada. Pero no todo es querer, y porque él sabía eso, no sentía como un agravio el abandono.

Emilia no se sienta a llorar la partida de su amado y se dedica afanosamente a estudiar medicina, los remedios de los médicos y de los curanderos, tal vez como una forma de buscar la cura para su mal de amores.

Todo sirve para el mal de amores, golondrina…Mientras haya inteligencia en el enfermo, cualquier aceite cura, y tú eres una enferma muy inteligente. Tanto que muchas veces nos engañas. Hasta parece que ni te acuerdas de tu mal.”

La Revolución toca la vida de todas las familias y cada uno enfrenta su destino con esperanza. El amor apasionado se hace presente en la vida de cada de uno de los integrantes de la familia Sauri Veytia. Y cada uno de ellos aprenderá a convivir con él de manera distinta.

De todos los riesgos que he corrido por usted, el único que no hubiera corrido nunca es el de no haberlos corrido.”

El mal de amores encuentra su cura y tanto Emilia como Daniel logran cumplir con su destino. 

…el destino es lo que todavía no te pasa.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s