Salvar el fuego (Reseña)

(Guillermo Arriaga)

Salvar el fuego es una novela polifónica que narra con intensidad y con excepcional dinamismo una historia de violencia en el México contemporáneo donde el amor y la redención aún son posibles.”

Jurado Premio Alfaguara 2020

Guillermo Arriaga nos presenta la obra ganadora del Premio Alfaguara 2020 y en la que logra introducir una historia de amor dentro una novela llena de violencia, crudeza y dolor, situada en dos Méxicos muy distintos.

Somos con quienes nos relacionamos.”

Arriaga representa a las diferentes clases sociales y estereotipos a través personajes perfectamente definidos y descritos; está Marina, la “niña bien”, aunque es una mujer casada con tres hijos en sus cuarentas; el capo del “narco”, Don Julio A.K.A. “El Tequila”; el sicario conocido como “El Máquinas”; el “mirrey” / empresario explotador / cineasta y filántropo, Héctor; Julian, el “enfant terrible de la literatura”; Pedro, el mecenas; están también “el licenciado”, “los malos”, y desde luego, José Cuauhtémoc, el parricida.

Estás en un momento bisagra de tu vida. Sé cuidadosa con qué puertas abres. Nunca sabes lo que puedes hallar al otro lado.”

Con un particular e impecable estilo de relato (en primera, segunda y tercera persona), el autor nos presenta los momentos que marcan vidas, las encrucijadas a las que se enfrentan los personajes y cómo los caminos de los seres humanos se unen, muchas veces, sin querer, pero otras, cuando uno mismo las busca, aún sin saber. 

Quien encuentra hace rato que está buscando, aunque no lo sepa.”

Así, conocemos a Marina, una coreógrafa de clase alta y con la vida solucionada, que en un afán por salir de la rutina y nutrida por la curiosidad —disfrazada de solidaridad— ingresa en un mundo aparentemente muy lejano al suyo y al que la mayoría de las personas temen, la cárcel, para llevar cultura a los hombres que cumplen condena en un reclusorio. 

Las clases media y alta viven ahora tan protegidas, su existencia tan controlada, que carecen de cicatrices.”

En ese lugar conocerá a José Cuauhtémoc, el hombre alrededor de quien gira esta historia, un parricida rehabilitado y que cumple una segunda condena de cincuenta años por homicidio (de dos sujetos) y quien es además totalmente distinto al estereotipo de preso que Marina tenía en mente. 

Hay veces que la vida te lleva a lugares a los que nunca pensaste ir y este fue uno de ellos.”

Marina se ve entonces envuelta en una relación que la llevará a vivir momentos nunca esperados y a reflexionar sobre su vida y su propio futuro. Sin haberlo planeado, se enfrenta a un mundo del cual no se sentía parte y sale de su burbuja rosa para conocer un mundo lleno de matices pintados en rojo.

Son lindos los leones cuando están detrás del cristal. Causan pánico cuando se escapan.”

La vida de José Cuauhtémoc se nos presenta a través de las palabras que su hermano dedica a su padre, un hombre admirado por la clase intelectual y detestado por su propia familia. Conocemos la intimidad de una familia y al monstruo que se esconde detrás de un hombre “educado”. 

Uno da por sentada la vida y de pronto llega un relámpago que detona una a una nuestras certezas.”

El autor nos describe a detalle diversos momentos que marcan la vida de los personajes y que definen sus futuros, tal y como sucede en la vida real. La novela refleja un gran trabajo de investigación y de lectura sobre temas que le son familiares a Arriaga, como el cine y la literatura, y otros que están presentes en su trayectoria como guionista, tales como la violencia, la delincuencia, el narcotráfico y la psique humana.

En la obra de un escritor con talento puedes hallar una frase, una sola, que te cambie la vida. En un escritor mediocre lo más que podrás encontrar es corrección gramatical.”

Las letras tienen un lugar privilegiado en esta novela llena de historias y de frases memorables. La literatura se describe como un medio para ayudar a los presos a escapar del infierno en el que viven (en sus mentes y en la cárcel) y al mismo tiempo como un medio de rehabilitación. 

La cultura les va a otorgar identidad y futuro.”

Arriaga logra, brillantemente, un juego con el lenguaje, dando a cada personaje una voz única. En un país con diversos registros del idioma español, el autor nos lleva a distinguir lo que cada personaje dice, a partir de la forma que cada uno tiene de expresarse. Así, nos encontramos con las muletillas y tono de los “niños fresa” del centro, el tono franco de los habitantes del norte, las peculiares frases de barrio y el “spanglish” que hará al lector ejercitar su capacidad de comprensión.

Te sobra mundo, pero te falta calle.”

Las historias de los personajes se enlazan con un abanico de sentimientos que nos parecen, en algunos momentos, mal ubicados, como ocurre en la vida: la ternura en un sicario, la compasión en una asesina/torturadora, los celos que desatan el infierno y el amor que trasciende las clases y la razón.

Cumplía así con los propósitos de la escritura: escribir para compartir, para confrontar, para provocar.”

Esta es una novela para leerse poco a poco. La crudeza de las descripciones puede quitarnos el sueño, pero esta es una historia que hace al lector regresar. Como el arte, cada uno hará una interpretación distinta, decidirá cuál es el personaje clave y hará su propio juicio sobre los protagonistas. 

Yo sí sé lo que es la locura y es un lugar al que no quieres ir.”

3 comentarios sobre “Salvar el fuego (Reseña)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s